domingo, mayo 06, 2007

Escopeta Roitman y sus poleras


Hablando de ropa, les voy a contar la historia de las camisetas que uso para jugar, con íconos argentinos. Yo conocía al dueño del estudio de diseño que las hacía. Ellos probaron imponer los logos sin hacer publicidad, de ahí el nombre de la marca, No Brand. Se contactaron con escritores y músicos, como Los Pericos, una banda de reggae, y con deportistas. En el tenis se encontraban con que algunos jugadores les decían: "¿Cuánto dinero hay?". No es lo que querían.Yo estaba mal del ranking cuando me llamaron, pero no querían glamour. Me pareció una gran forma de promocionar los íconos argentinos. El más pedido es la vaca, también el Che Guevara, el bandoneón, el mate, Carlos Gardel... Ahora hicimos nuevos con Guillermo Vilas, con la típica vincha de los años 70, y uno de Gabriela Sabatini.En todos los torneos la gente me los pide, a veces voy con un paquete extra. Es impresionante. Me pasó con gente del público en Montecarlo. Donde más impactó fue en Italia, la tierra de la moda. Y en los jugadores también: ya les di a Nicolás Almagro, a Filippo Volandri, a Nico Lapentti, a Rubén Ramírez Hidalgo... En algunos partidos, además, regalo a la gente. ¡Si le cae a algún cuerpo femenino, mejor!