jueves, mayo 17, 2007

El regreso de Basagoitía


Menos de tres años alcanzó a estar Hernán Basagoitía alejado de las activiades dirigenciales. Luego de dejar en 2004 la presidencia de la Asociación de Tenis V Región (ATV), este fin de semana asumió como presidente del Tribunal de Honor en la nueva directiva de la Federación de Tenis de Chile que encabeza José Hinzpeter.
Y aunque el actual socio del Club Unión de Viña del Mar asegura que no se trata de un regreso, si no "una forma de apoyar con mi experiencia", de todos modos no puede evitar hablar de la contingencia nacional y regional del deporte blanco.
"A nivel nacional creo que hay una escasez de dirigentes con experiencia y en el plano deportivo no estamos mal porque tenemos equipos clasificados para jugar el mundial femenino sub 16 y el masculino sub 16 y 14. Eso nos da esperanza con los menores, aunque está claro que en adultos la cosa es diferente porque tras Fernando González y Nicolás Massú no viene nadie más. Hay un vacío generacional y entonces la labor es buscar nuevos proyectos", señala.
RUMORES
En el plano local, Basagoitía dice que prefiere "no intervenir para evitar malos entendidos", pero que "si me preguntan, puedo hablar desde mi experiencia".
Por lo mismo, declara estar en conocimiento de algunos problemas al interior de la ATV, que dicen relación con que el organismo no habría renovado su personalidad jurídica en los últimos dos años.
"Todos los años hay que redactar un balance, memoria, presentarlas y me da la impresión que desde 2004 no se ha hecho, según me han contado".
Quien fuera presidente de la ATV por 10 años califica la situación como "grave, porque los estatutos dicen que cada asociación debe tener su personalidad jurídica vigente. Y además acarrea problemas, porque sin el certificado no se pueden solicitar fondos a las municipalidades o a Chiledeportes".
Sin quererlo, Basagoitía podría ser protagonista de este episodio, pues si se llegara a objetar a la actual directiva o pedir que la ATV sea intervenida (como se rumorea), el Tribunal de Honor que él preside debería pronunciarse.
"Si hay algo malo, los clubes pueden pedir una asamblea y plantear una acusación o voto de censura. Eso se comunica a la Federación y ahí nos citarían para investigar", explica.